domingo, 10 de febrero de 2013

¡El papel vale más!


De mis Panales

Oiga usted, señor Reyes, mi buen amigo don Arturo Reyes... Oiga usted.

Yo siempre le tuve por un escritor excelente, muy andaluz, que supo dar con La Goletera, El lagar de La Viñuela, Cartucherita y otras obras de porte fantasioso y mediterráneo, la sensación alegre y dicharachera de una encantadora y pintoresca Andalucía.

Le cuento á usted entre mis gedeónicas admiraciones, claro que gedeónicas nada más, pero admiraciones al fin y al cabo.

Tiene usted, pues, derecho á escribir novelas, poesías, cuentos y chascarrillos. Tiene usted derecho á salpicar sus páginas de chilindrinas, chuflas, embraguetarse, gachó, chanela y otras amenas frasecillas. Tiene usted derecho á todo lo que le dé ganas. A todo menos á dedicarle sus obras, como ha hecho usted con su reciente De mis panales, á D. Mariano Catalina, y menos, llamándole ilustre autor y afirmando que le liga con esa hidra del Diccionario "gratitud, admiración y cariño".

Nada, señor Reyes: ó Catalina, ó Gedeón. Así, clarito. La muerte ó el claustro. Un hombre que tiene por ilustre á Catalina, que le está agradecido, que lo admira y que lo quiere, podrá conseguirlo todo, todo; todo menos un bombo en este periódico.

Aún hay clases.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada