domingo, 10 de febrero de 2013

Oriental





ORIENTAL

Dadme mi caballo bayo,
el que rival es del rayo,
el que es del viento rival;
que huir quiero mis pesares
que volver quiero á mis lares
y volver á mi aduar.
Volver quiero presuroso,
allí donde tan dichoso
latía mi corazón;
allí donde alegremente,
donde grata y dulcemente
mi infancia se deslizó.
Quiero á la luz de la luna
desde la movible duna
el desierto atalayar,
y dar caza á la gacela
cuando más que corre vuela
seguida por el chacal.
De mi tienda hecha con pieles
de camello, en los dinteles,
de los astros al fulgor,
escuchar los dulces sones
de la guzla y las canciones
del nómada trovador.
Quiero las tribus más fieras
indómitas y allaneras
con mi acero avasallar,
sobre mi caballo bayo,
el quo rival es del rayo,
el que del viento es rival.
Y que al resonar la hora
en que libre y triunfadora
vuele el alma hacia su Dios;
se pulvericen mis huesos,
dando he nacido, á los besos
y á las caricias del sol.


ARTURO REYES

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada