viernes, 1 de febrero de 2013

Reseña de De Andalucía



De Andalucía. —Arturo Reyes es de los que calumnian sistemáticamente á su tierra. La Andalucía de sus libros no es un país real (afortunadamente; ¡Josús, hijo! ¡medrados estaríamos!) sino unos cuantos azulejos pintados, de esos que decoran los comedores cursis, con su torrecita mudejar en cielo de añil; cascadas de jazmines y claveles; mocitas repeinadas que se asoman á la reja envueltas en brillantes pañoletas, más elocuentes que un magistral de metropolitana; jaques majos con polainas, chaquetilla, calañés y trabuco; potros pintureros que hacen tantas retóricas con las patas como sus propietarios con la lengua; mantas de fleco, alamares, caireles; copeo, guitarreo, bailoteo y relampaguear de navaja si la hembra da celos. Ante estas novelas, estos cuadros, estas comedias, quédase uno pensando:—¡Dios mío! si esta gente es así, sin otro pensamiento que enlabiar á la moza y hostigar á la jaca, ¿de qué vivirán los pobrecillos? ¿Echarán hipérboles al puchero? — Y más que criaturas humanas nos parecen canarios en pajarera.


RAMÓN MARÍA TENREIRO.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada