martes, 29 de enero de 2013

La Academia de Declamación de Málaga

Publicado en Nuevo mundo el 10/6/1909, página 18.


Días pasados se verificó en el suntuoso teatro Cervantes, de Málaga, la velada que, con motivo de la terminación del curso, acostumbra á organizar la Real Academia de Declamación. Este centro se creó en 1886 por iniciativa del poeta de los cantares Narciso Díaz de Escovar, que asoció á su idea á la actriz Doña Silveria de Castillo, al veterano actor ruíz Borrego y al novelisla Arturo Reyes, con la protección del presidente de la sociedad 'Lope de Vega', el distinguido periodista don Joaquín María Verdugo, que les cedió local y material de clases. Hoy cuenta con una matrícula de 86 alumnas y 79 alumnos. Las clases de declamación están á cargo del señor Ruíz Borrego, que con justicia se enorgullece de haber sido maestro de Rosario Pino, Concha Constán, las hermanas Gambardella, Luisa Morilla, Celia Ortiz, Carolina López, Mercedes Díaz, Rosario G. Toscano, Adela López, Julia Santero, Ana Adamuz, María Quesada, Paco Galán, Pepe Santiago, Antonio Lago, Enrique Navas, Pepe Rivero, el malogrado Pepe Herrera, Emilio y Rafael Díaz, Genaro Guillot, y de algunos centenares de artistas menos afamados.

En el modesto local se ha formado un notable 'Museo', de que Málaga carecía, y una 'Biblioteca' que va á tomar carácter de pública. Hay cátedras de Declamación, Prácticas escénicas, Retórica y Poética, Arte teatral, Historia, Literatura dramática, Francés, Italiano, Solfeo, Piano, Baile, Guitarra y Pintura escenográfica. El local resulta redacido por el número de asistentes y es lástima que los ministros de Instrucción pública no se preocupen de este Centro, que va sirviendo de modelo á los recientemente creados en otras provincias.

2 comentarios:

Pepa dijo...

Este centro fue la obra maestro de varios amigos. Allí dieron clase los mejores intelectuales de la época, pintores, musicos, literatos, y de forma altruísta.

Arturo conocía al padre de Anita Delgado, y propició que las hermanas Camelias, estudiaran allí. Tengo recogida la historia de la Academia de la Declamación y la verdad es que es muy interesante.

Cuando mi bisabuelo se puso enfermo, su hijo Adolfo, mi abuelo, le sucedió en las clases y allí conoció a mi abuela, una alumna de la Academia.

También un cuñado de Arturo Jenaro Gillot, fue alumno y posterior profesor de la Academia.

Y bueno si queréis saber más sobre la Academia y sus alumn@s podeis consultar el blog o puedo mandaros la información en un documento.

Que interesante todo lo que estáis haciendo.
Saludos Pepa

JLG dijo...

Pepa, muchísimas gracias por tu ofrecimiento y por el comentario.

Miraré tu blog y enlazaré a las entradas en las que se cuente la historia de la academia.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada