martes, 29 de enero de 2013

Reseña Las de Pinto


LAS DE PINTO, novela andaluza, por Arturo Reyes.—Madrid, 1908.

Cada novela de este preclaro autor es un nuevo regalo literario.

Seguramente que no habrá lector alguno de estas líneas que no recuerde, por lo menos, alguno de esos primorosos cuentos andaluces, llenos de luz, de vida, de poesía, de extraordinario encanto, que llevan la firma de Arturo Reyes. Pronunciar el nombre de este escritor es evocar en seguida algo delicadamente gracioso, algo discretamente tierno, algo hermosamente bravo, también, algo, en fin, artístico y bello.

Las de Pinto es una nueva prueba de la valía de este gran literato.

Ni entre aristócratas, ni entre sabios, ni entre opulentos, ni entre seres de complicada psiquis se ventila el asunto. Tampoco éste es intenso, como ahora se suele decir a menudo, y, a veces, sin saber lo que se dice.

No obstante, la novela de Arturo Reyes es bien grata de leer y deja en el ánimo una impresión buena y duradera.

En esa novela, aparte un vulgar mentecato y un usurero vulgar, tratamos con gentes de bien, de una clase social modesta, pero de arrogante grandeza de alma.

¡Y es tan grato tratar con gente así, y sobre todo cuando nos es presentada por un excelente artista!

Porque en este caso hasta la vulgaridad de esa gente, si a sí quiere llamarla con espíritu superficial, deja de serlo al despojarla de su envoltura, para mostrarnos lo que a primera vista no percibíamos: la experta mano del presentador.

Si yo relatase lo que en la novela ocurre, si buscase su argumento, es probable que originara alguna sonrisa desdeñosa. Leída por quien sepa leer y sepa sentir, es motivo de muy estéticas emociones.

Es un libro hondamente deleitoso.

Luis de Terán




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada